Latest Posts

Los fabulosos aviones


avion

De todos los medios de transporte que ha inventado el ser humano, para saciar su sed de viajes y aventuras, el avión es uno de los que más han encantado a la imaginación. Sí, las naves espaciales son mucho más espectaculares y otros vehículos, como los trenes o los automóviles, tienen el atractivo de lo clásico; pero creo que si los aviones nos fascinan desde pequeños, es porque combinan lo familiar con lo extraño y arriesgado.

Trataré de explicarme. Desde los orígenes de la aviación y hasta nuestros días, viajar en avión se ha vuelto algo cada vez más accesible. Aun cuando no existían las aerolíneas de bajo costo, muchas personas lograban conquistar la meta de ahorrar lo suficiente para comprar un boleto y cumplir el sueño de viajar en avión, por lo menos una vez en la vida.

Para quienes no llegaban a conquistar el objetivo, quedaba por lo menos la posibilidad de aproximarse al aeropuerto y ver el despegue de los aviones ejecutivos, o voltear al cielo en cuanto se escuchaba el clásico rugir de la maquinaria, para contemplar la nave que atravesaba las nubes y dejaba su blanca estela.

No obstante, aunque viajar en avión sea mucho más cotidiano y asequible que hacerlo a bordo de una nave espacial (por lo menos hasta el momento), la travesía no deja de ser emocionante; pues si bien las estadísticas demuestran que el avión es el medio de transporte más seguro, no dejan de haber ciertos factores de riesgo y el riesgo es la sal y pimienta de la vida.

Conozco a ejecutivos de distintas compañías que viajan en avión al menos una vez al mes y que, a pesar de ello, aún se ponen nerviosos en momentos como el aterrizaje o el despegue; algunos incluso tienen pequeños rituales o portan amuletos para tener buena suerte y propiciar un viaje seguro.

Yo me emociono como niño cada vez que tengo un viaje en avión. Comienzo a sentir la adrenalina desde que llego al aeropuerto y me contagio de la sensación expectante, creada por las prisas, el entusiasmo y la alegría de los viajeros. Parecerá increíble, pero incluso disfruto la comida; y no por su sabor, obviamente, sino porque su peculiaridad realza el carácter especial de la ocasión.

Mi experiencia sólo permite que me refiera a los aviones de pasajeros, pero sin duda tripular un avión privado o uno de las fuerzas armadas, debe generar un cúmulo de emociones aún más intensas. Por ello no es raro que los aviones sean figuras centrales en un gran número de películas y series de televisión.

Para muestra, los siguientes títulos:

aviones

Vuelo 502: en peligro (1972)

Las películas de catástrofes no son cosa del tercer milenio. En la década de 1970 se produjeron y estrenaron muchas cintas que creaban escenarios apocalípticos o mostraban todas las formas en que nuestras más preciadas invenciones podían colapsar, a causa del error humano. Una de ellas es Vuelo 502, centrada en el tema del secuestro de un avión.

Top Gun (1986)

El primer éxito taquillero de Tom Cruise sigue desatando emociones, tanto entre los fans del actor como entre los amantes de la aviación, pues sus escenas fueron rodadas con aviones reales.

Los amantes pasajeros (2003)

Almodóvar también deja su huella en el campo de las películas de aviones, con esta cinta en la que mezcla la comedia con la acción y el género de catástrofes.

Relatos salvajes (2014)

La primera de las delirantes historias que cuenta esta película argentina ocurre a bordo de un avión y muestra justo lo que decía al principio; los aviones son parte de nuestra cotidianeidad; sin embargo, pueden provocar situaciones completamente insólitas.

La pasión y el talento


rudo-poster1

Rudo y Cursi (Carlos Cuarón, México, 2008) es una de las películas favoritas de mi mamá y como además de haberla visto en el cine la encuentra en Netflix y la deja cada vez que la pasan en la televisión, se ha colocado entre las cintas que puedo ver para entretenerme y que, además, no me desagradan. Creo que sencillamente puede inscribirse en la categoría “Es tan mala que es buena”.

Me ha tocado verla tantas veces con ella cuando voy a visitarla, que la trama ya no es ningún misterio para mí y casi podría recitar los diálogos en algunas partes. Sin embargo, el pasado fin de semana, cuando la vimos una vez más, me llamó la atención un comentario en el que antes no me había fijado.

El buscador de talentos argentino, narrador de la historia, comenta algo así como “Ojalá que todos naciéramos con la capacidad de distinguir entre la pasión y el talento”. La referencia es, naturalmente, al Cursi, quien a pesar de ser un crack del balompié, se empeña en cantar (algo para lo cual no tiene las menores aptitudes).

rudoycursi

Me quedé con la idea porque, por una parte, expresa una verdad evidente. Muchas veces, las cosas que más “se nos dan” son las que menos atractivas nos parecen, precisamente porque las hacemos con suma naturalidad. Por el contrario, hay actividades que verdaderamente nos apasionan, pero que no logramos hacer bien por más que lo intentemos.

No tengo que ir muy lejos para encontrar ejemplos de lo anterior; me basta con echar un vistazo a mi propia experiencia. Desde niño me encanta la música y en varias ocasiones traté de aprender a tocar un instrumento; pero aunque puse todo el empeño y la constancia de los que fui capaz, mis mayores esfuerzos no dieron más que para lograr una interpretación medianamente aceptable de “Los changuitos”.

En cambio, aprender lenguas extranjeras y posteriormente traducir, son habilidades que he desarrollado con gran facilidad y gracias a las cuales gano mi sustento. Mis compañeros de escuela en el pasado y mis alumnos y colegas en la actualidad, han alabado en varias ocasiones mi talento para los idiomas. Sin embargo, a mí no me parece un talento en absoluto; creo que cualquier persona que se dedique lo suficiente, podrá desarrollar esas habilidades y así lo he comprobado al dar clases de distintas lenguas. Me gustan mi profesión y mi trabajo; también me agrada colaborar con las personas que necesitan ayuda en estas áreas. No obstante, para mí un auténtico talento hubiera sido el tocar un instrumento de tal forma que las mejores orquestas se pelearan por mí.

Pero aquella frase de la película no llamó mi atención porque remite a mi historia, tanto como a la del personaje interpretado por Gael García, sino porque me recordó a una persona que conocí recientemente y quien, a mi parecer, tiene la fortuna de haber conciliado la pasión con el talento. Se trata de un ejecutivo de ventas, a quien doy clases particulares de alemán.

Cuando nos reunimos fuera de su oficina, siempre llega con los audífonos puestos, escuchando su música favorita o algún nuevo lanzamiento; al visitar su despacho, descubrí que está decorado con las portadas de sus discos favoritos de rock clásico y cuando hablamos de sus aficiones en los ejercicios de conversación, siempre me cuenta de algún concierto al que fue o del álbum que acaba de comprar. Lo anterior haría pensar que trabaja en la industria musical; sin embargo, cuando me entregó su tarjeta el día que nos conocimos, vi en ella el logo de una empresa de mobiliario y la frase Stadium Seats for Sale.

En efecto, Rafa, mi alumno, es agente de ventas en una compañía que fabrica mobiliario y equipo para estadios y auditorios. Al principio pensé que Rafa, como la mayoría de nosotros, había tenido que elegir un trabajo que no era precisamente su pasión, para ganarse la vida y que mantenía a la música como una gran afición. Sin embargo, al conocerlo mejor, descubrí que para él su trabajo y su pasión no estaban tan desconectados como podría parecer.

Al igual que yo, Rafa enfrentó la desilusión de comprobar que no tenía ningún talento para la música. Sin embargo, resultó un hábil vendedor. Cuando se le presentó la oportunidad de trabajar en la empresa de mobiliario, no lo dudó ni un instante, pues supo que sus principales clientes eran foros y espacios para conciertos. Vender los mejores asientos y equipos para ese tipo de lugares es la forma que Rafa encontró para colaborar en el ámbito musical pues, según me dijo, aunque son los músicos e intérpretes los que hacen el concierto, el ambiente y el espacio ayudan a disfrutarlo aún más.

Sí, conciliar el talento con la pasión puede ser muy difícil, pero como lo demuestra esta historia, no es imposible.

foro

Nuestra ciudad


Al estar viendo la televisión durante el fin de semana, vi un par de cosas bastante interesantes, de las cuales vale la pena hablar y mencionar algunos puntos importantes.

La verdad es que casi nunca veo la televisión; sin embargo, el sábado pasado, al estar aburrido en una comida de la familia de mi novia, me senté a ver la televisión con unos de sus sobrinos.

vertele

El primer programa que estaba viendo era un programa argentino, el cual habla de hoteles alrededor del mundo y el capítulo que estaba viendo se titulaba Hoteles Reforma D.F.

En esta cápsula, estos reporteros argentinos llevaban al espectador por los numerosos hoteles que hay por todo el Paseo de la Reforma, muchos de los cuales datan desde los años del Porfiriato y retienen su antigua belleza y glamour, además de tener  hábilmente escondidas dentro de aquella cortina vieja todas las maravillas de la tecnología moderna, como lo es internet, televisión con Netflix en cada habitación, además de unas piscinas impresionantes y el mejor servicio a habitación.

Este programa generalmente se enfoca más que nada en hoteles, a menos de que la ciudad sea una que tenga elementos mayores de interés para el público internacional, como por supuesto es el caso de la Ciudad de México.

El recorrido comenzó con un viaje en el tiempo hacia la ciudad de la Gran Tenochtitlan, enfatizando el hecho de que ésta era una ciudad que flotaba sobre un lago y que, como Venecia, funcionaba por medio de canales perfectamente planificados, algunos de los cuales hacían mímica a algunas figuras de la luna, además de tener la figura de un conejo exactamente como la vemos en la luna.

En la cápsula también se habló de la estructura sociopolítica de la gran ciudad, así como temas de cocina y agricultura, ya que los aztecas tenían un modo de preservar la frescura de la comida, mediante una interesante combinación de hojas y lodo; de este modo y utilizando este método era posible traer a Moctezuma peces frescos desde Veracruz todos los días, ya que además de todo, los aztecas tenían un excelente sistema de correspondencia.

De ahí se habló de la conquista española del territorio azteca, debido a la traición de las otras tribus, quienes pelearon con cientos de soldados al lado de los españoles, quienes nunca pudieran haberlo hecho a solas.

Sin embargo, aquí difiero, ya que aquel movimiento estratégico no fue ninguna traición, sino simplemente una alianza, debido a que en esos tiempos las diferentes tribus dentro de lo que hoy es México eran tan distintas una de otra como un país es distinto a otro y no eran de ninguna manera un país como nos gusta pensar hoy en día, sino un grupo de naciones sin ningún tipo de relación entre ellas.

A su vez se mencionó todo acerca del Ángel de la Independencia y el majestuoso castillo de Chapultepec, así como de sus soberanos y del gran Porfirio Díaz,  terminando después en Xochimilco.

xochimilco

Elizabeth


vertele

La semana pasada caí enfermo por tres días, por lo que tuve que estar en cama al menos dos de estos, algo que suena peor de lo que realmente es, ya que hay veces que es necesario estar recluido de los acontecimientos rutinarios para recolectar nuestros pensamientos  y ver más claramente dónde estamos parados.

Durante ese tiempo de estar confinado en mis aposentos, tuve la oportunidad de ver en la televisión algunas cosas muy interesantes, como un documental de la seguridad industrial en los negocios de alto riesgo, como en fábricas  y construcciones, para asegurar la seguridad de los trabajadores.

Otra cosa que vi que vale la pena mencionar fue una excelente película, titulada Elizabeth, dirigida por Shekhar Kapur.

La película está dividida en dos partes, explicando la vida y el proceso del exilio al poder, que vivió la reina Isabel I de Inglaterra, quien hasta la fecha es la reina más afamada y gloriosa que ha tenido Inglaterra, más aún que la reina Victoria, quien hizo del imperio británico el más grande de la historia de la humanidad.

La película me pareció una excelente representación de la vida y situación de aquella reina, quien se veía desde que era muy pequeña que sería una excelente mandataria, si es que llegase algún día a gobernar el reino inglés.

Algo que me gustó mucho de la película fue la habilidad del director y de todo el departamento de producción para recrear aquel mundo de Isabel I con lujo de detalle, ya que la construcción de los escenarios fue excelsa y capturó toda la esencia y personalidad de aquel mundo de maderas y techos de madera obscura , ricamente labrados con pasajes de la historia de Inglaterra, hasta aquel tiempo, y los pisos blanquinegros de los mármoles italianos que se usaban en las casas de los grandes aristócratas en los tiempos de Shakespeare.

A su vez, me gustó mucho el manejo de lente y de cámara utilizados por el director, ya que muchas veces, en muchas escenas, la cámara parecía ser un personaje escondido, que espiaba a la reina en los momentos más cruciales.

La construcción de los personajes secundarios fue también muy elaborada e históricamente atinada, excepto el personaje de Sir Walter Raleigh, a quien me pareció que se le inyectó demasiada juventud, así como todas las irregularidades de esta parte de la vida de un hombre, ya que Raleigh siempre tuvo una reputación de madurez desde muy temprana edad.

Algo que fue extraordinario y definitivamente material de Oscar, fue la actuación de  Kate Blanchett, quien protagonizó a la reina Isabel como soberana absoluta, así como  mujer de una manera sublime, además de que la actriz es de las pocas en Hollywood que verdaderamente parece una reina.

Algo que es muy importante para mí al calificar una película es la calidad de la música y qué tan bien participa con los personajes, que en este caso me pareció ser excelente, tanto en contenido musical como en integración con los personajes y sus emociones.

Sin lugar a dudas, Elizabeth es una película que recomiendo altamente.

elizabeth

Amigos con hijos


El fin de semana lo pasé en casa, viendo Netflix en compañía de mi perro. Sí, leyeron bien, y es que además de ser lo que se ha dado en llamar un forever alone y de preferir la compañía de cualquier animal irracional a la de los supuestamente dotados de intelecto, resultó que uno de los amigos a quienes más frecuento y con quien tenía planes, canceló de última hora.

ver-tele

Apenado, me explicó que a su hija le habían dejado una tarea un tanto peculiar en su clase de inglés. La enviaron a casa con una bolsa de materiales, en la que había trozos de tela, pequeñas madejas de estambre, botones, mecate, limpiapipas de colores e hilo para bordar. Con todo eso, mucha imaginación y la supervisión de los papás, tenía que confeccionar un títere y crearle una historia para contar en clase.

Mi amigo tiene un don para las manualidades, al que desafortunadamente no pudo dar rienda suelta. Cuenta que en la secundaria le hubiera gustado en los talleres de confección o decoración, pero si ahora nuestra sociedad es prejuiciosa, en nuestros tiempos de adolescentes lo era todavía más; un niño que se hubiese atrevido tan sólo a confesar un deseo así, se vería condenado a las burlas y el aislamiento, en el mejor de los casos.

Por suerte, al crecer, encontró una forma de canalizar su creatividad, en el ámbito del diseño gráfico. Y encontró también una encantadora esposa, quien acepta con beneplácito que él se encargue de los disfraces de Halloween, la decoración de navidad y todos los trabajos manuales que se les ocurra dejar en la escuela de los niños. Él bromea diciendo que, a pesar de esto, en casa sigue llevando los pantalones; “los llevo a la recámara y les subo el dobladillo, les arreglo la pretina o les refuerzo los botones”.

papa_hija

El caso es que, gracias a su ingenio y habilidades, sacó boleto para ayudar a su niña con el dichoso títere. La empresa realmente estaba poniendo a prueba el talento de mi amigo, pues la pequeña se había empeñado en sacar a una de las princesas de Frozen, de aquella bolsa que, según el abnegado padre, parecía tener el contenido de lo que habían barrido en una mercería.

He de confesar que a estas alturas de la vida, las cancelaciones de planes me ponen maliciosamente feliz. No es que me moleste ver a mis amigos ni mucho menos; al contrario, nuestras reuniones me alegran y realmente los extraño. Pero ante la perspectiva sortear el tráfico, pasar varios minutos en busca de estacionamiento y resignarme al pago del parquímetro, o peor aún, del “viene, viene”, la opción de quedarme instalado en el sofá, en la tranquilidad de mi casa, me parece mucho más atractiva.

Entre las varias películas que vi, hubo una que me pareció muy cercana a mi actual situación. Se llama Friends with kids (“Amigos con hijos”) y, entre otras cosas, trata el tema de los cambios en las relaciones de amigos, cuando los biberones y los pañales comienzan a interponerse en el camino. Los amigos con hijos parecen formar una especie de club en el que no se admiten solteros empedernidos. Y no por mala voluntad; simplemente pasa que quienes no han experimentado en carne propia “el milagro de la vida”, no entienden la fascinación de los otros por las cosas más insignificantes que hacen sus retoños. Por su parte, los papás no comprenden que un ser humano, ya bien entrado en la adultez, pueda sentirse pleno sin la presencia de esas pequeñas criaturitas que corren a sus brazos y le dicen “papá”.

El desarrollo de la trama deja ver que los dos estilos de vida tienen sus complicaciones y que al final del día no queda más que apostar por el que nos lleve a ser mejores personas y a estar con quienes realmente queremos. No sé si llegará el día en que sienta el llamado de la paternidad y deba pasar los fines de semana haciendo tareas que ni son mías. Lo que sí sé es que por ahora, la paso muy a gusto con el perro.

El mundo digital


La revolución digital ha cambiado nuestro mundo de una manera substancial, ya que lo digital nos permite hacer cosas que nadie hubiera soñado antes, algo que muchas veces es de carácter positivo y otras, negativo.

La revolución digital ha sido una verdadera re-evolución o una nueva evolución en el modo de vivir y de hacer las cosas, al grado de que quien ya se ha acostumbrado a algo digital, ya no puede usar ningún tipo de equipo que no sea digital, pues la diferencia entre uno y otro es brutal.

aprovechar-tecnologia

Hoy en día, gracias a la revolución digital, las personas viven más unidas que nunca, aunque muchas veces puede no parecerlo, especialmente cuando estamos en un lugar público como el aeropuerto, donde la mayoría de las personas no conversan entre sí, al menos no físicamente, ya que todos están sumergidos en sus aparatos digitales, dando la impresión de estar trabajando en algo importante, cuando en realidad están chateando con sus amigas o amigos.

Sin embargo, las personas, como ya lo mencioné, viven más unidas que nunca debido a que constantemente están haciendo sus pensamientos públicos, aunque sea una conversación entre dos amigos.

Existe una gran diferencia entre la comunicación oral y la escrita, ya que en la comunicación oral se hablan, aunque muchas veces no lo percibamos, dos lenguajes a la vez, que pueden distorsionar el verdadero mensaje que se está emitiendo.

Esto es debido a que en la comunicación oral se utiliza el lenguaje oral y corporal, que muchas veces se contradicen uno a otro, lo que puede confundir a muchos receptores, a no ser que sepan descifrar el lenguaje corporal adecuadamente; en este caso, el receptor captará el verdadero mensaje, aunque el emisor no quiera.

Por el otro lado, la comunicación escrita siempre ha sido un modo mucho más honesto de comunicación, ya que aquí las ideas no se plasman con acciones, sino simplemente con pensamientos, algo que es muy distinto a lo previamente mencionado.

Es por esta simple razón que a muchas personas no les gusta ver la película de algún libro que ya hayan leído anteriormente, ya que es casi imposible igualar una obra escrita en términos visuales, simplemente porque una película es sobre lo que los personajes hacen y dicen, mientras que en los libros son de lo que los personajes piensan y cómo lo piensan y no hay nada más profundo que conocer a la perfección los pensamientos de alguien.

Sin embargo, todas o muchas de las creaciones provenientes del mundo digital, en efecto, nos mantienen la mayor parte del día frente a un monitor de cualquier dimensión.

El día de hoy ya hay programas en unos visores de realidad aumentada, donde los usuarios pueden salir de viaje desde la seguridad de su hogar, ya que ahí se muestran, de una manera que la mente toma como real, todo el proceso de un viaje, como ir al aeropuerto, formarnos en una línea de VivaAerobus, viajar en el vuelo, llegar al hotel y visitar los distintos sitios turísticos del lugar.

¡Veamos a dónde llegamos!

Más allá de las Series


Nuestra primer idea en este primer artículo era la de hablar de alguna de nuestras series favoritas, pero notamos que esto lo hacía ya mucha gente y decidimos mejor tocar un poco de reflexión que deberíamos tomar a cerca de las series de TV.

¿Cuantos de nosotros no nos hemos identificado con algún o algunos de los personajes de alguna serie? Creo que la mayoría lo hemos hecho, entonces, el punto importante ¿Y cuantas de todas las personas que hemos hecho lo mismo, realmente nos ponemos a pensar si el mundo, si la situación, o la gente se comportara tal cual alguna de las series y al mismo tiempo hacer reflexión?

 

Creemos que el mundo sería totalmente diferente si nos pusiéramos a pensar que lo que sucede en las series puede suceder realmente en la vida cotidiana, la ciencia humana ha descubierto cosas que antes no se podían explicar, pero no basta con ello. Personalmente tenemos la capacidad para poder crear un mejor mundo, las series, programas y películas han puesto al descubierto muchas de las cosas que si anteriormente no pasaban en el mundo ahora lo hacen continuamente, ¿crees que esto es solo casualidad?.

Es por ello que en este bolg no solo te recomendaremos los mejores programas, sino te haremos ver el objetivo que tiene cada uno de ellos, para llevarnos a tomar consciencia de lo sucedido.

Una de las Series que me ha impresionado bastante fue Terranova, tal ves pocos han tenido la oportunidad de verla pero dice cosas muy ciertas sobre lo que aconteció y lo que sucederá en un futuro no muy lejano, obviamente como todo, incluye cosas inexplicables que tal ves jamás ocurrirían, pero es un a muy buena oportunidad para juzgar en cabeza propia y llevar un poco de reflexión en sus vidas, por ello es que me atrevo a recomendarla ampliamente.

terra_nova_1